parallax background

Espirulina

Boniato relleno
22 marzo, 2017
El boniato
22 marzo, 2017
Se trata de uno de los alimentos más completos que se pueden consumir. En algunos sectores está considerado como un complemento indispensable para el refuerzo del sistema inmunológico.

Se trata de un alimento microscópico en forma de espiral, forma a la que debe su denominación. Gracias a sus componentes tiene un curioso color verde azulado. Es debido a la combinación de la clorofila y la ficocianina, las cuales le otorgan sus tonos verdes y azules respectivamente.

A día de hoy la spirulina es uno de los súperalimentos más famosos. Se utiliza tanto para perdida de peson como por los adeptos al fitness. La medicina tradicional lo receta como complemento alimenticio o suplemento dietético.

Empieza a ser algo tan común, como tomar leche de coco, aceite de oliva o quinoa.

Propiedades de la spirulina

Como hemos señalado, lo fundamental de la spirulina se encuentra en el alto número de nutrientes que aporta al organismo. Sobre todo, en lo referente a las proteínas, puesto que aporta la misma cantidad que algunos tipos de alimentos cárnicos. Sin embargo, este tipo de proteínas son más sencillas de digerir para el cuerpo humano que las de otros géneros, por lo que cuenta con una ventaja añadida.

Además de esto, este súperalimento cuenta con grandes cantidades de vitaminas. Entre ellas, la vitamina A, la vitamina B y la vitamina E. Pero los beneficios de este vegetal no quedan ahí, ya que también aporta componentes como el hierro, el calcio, el fósforo, el potasio, el sodio, el magnesio o el zinc, entre otros.

Sus beneficios quedan a la vista.

Se trata de uno de los alimentos más completos que se pueden consumir. En algunos sectores está considerado como un complemento indispensable para el refuerzo del sistema inmunológico.

Reduce el colesterol

La hipercolesterolemia es una de las preocupaciones del mundo moderno por ser uno de los principales factores de riesgo que pueden derivar en enfermedad coronaria, ataque al corazón o ataque cerebral. El consumo regular de espirulina en la dieta se ha demostrado beneficioso para reducir los niveles de colesterol LDL, comúnmente conocido como “colesterol malo”.

La espirulina contiene ácido linoleico y gammalinolénico, grasas insaturadas de la misma familia del ácido oleico y los ácidos grasos omega 3, de demostrada eficacia en la reducción del colesterol LDL. También disminuye los niveles de triglicéridos, importante factor de riesgo cardiovascular. Los efectos empiezan a notarse enseguida, a partir de las primeras ingestas.

Potente antioxidante

La espirulina es una fuente natural de antioxidantes, imprescindibles para que nuestro organismo pueda gestionar mejor la oxidación natural e incluso retrasar algunos de sus efectos. Esta propiedad se atribuye a la ficocianina, la sustancia que le da al alga ese color azul verdoso característico. La ficocianina tiene la capacidad de combatir los radicales libres, una clave en la lucha contra el envejecimiento celular.

Reduce la presión arterial

Es un factor de riesgo importante, y mantenerlo a raya es una de las grandes preocupaciones de los profesionales de la salud. La espirulina puede ayudarnos a mantenerla bajo control. Un consumo elevado de espirulina se ha demostrado eficaz para ayudar a mantener la presión arterial en niveles normales.

Controla los síntomas alérgicos

Especialmente los del aparato respiratorio como la rinitis alérgica. Consumir espirulina durante los periodos en los que se disparan las alergias por cuestiones ambientales, por ejemplo cuando aumentan los niveles de polen, puede ayudar mucho a controlar los molestos síntomas.

Eficaz antianémico

La anemia es una enfermedad muy común, que se caracteriza por la falta de glóbulos rojos sanos capaces de transportar oxígeno y mantener un nivel adecuado de oxigenación en sangre. Pueden padecerla individuos de cualquier edad y sexo, pero es especialmente frecuente en embarazadas, bebés, y personas de edad avanzada.

La espirulina, utilizada como complemento, aumenta el contenido de hemoglobina de los glóbulos rojos, contribuyendo al tratamiento pautado para combatir la enfermedad.

Más fuerza, menos fatiga

La fuerza muscular, y por tanto la fatiga, pueden controlarse mejor con el consumo de espirulina. Es un complemento muy habitual en la dieta de deportistas y atletas debido a su alto nivel proteico, que favorece el desarrollo muscular y combate el agotamiento.

Por otra parte, la presencia de hierro y magnesio favorecen la recuperación tras el ejercicio intenso, reducen la aparición de calambres y puede ayudar a prevenir las lesiones en articulaciones, derivadas de la actividad física.

Protege el sistema inmunológico

Su contenido en antioxidantes, polisacáridos y aminoácidos (alanina y ácido pantoténico) contribuyen a mantener en óptimas condiciones nuestro sistema inmunológico. Ayuda a prevenir enfermedades y está recomendado su consumo durante la convalecencia, para acelerar la recuperación del paciente.

Ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre

La resistencia a la insulina, que sufre una gran parte de la población, es un factor de riesgo que pude derivar en una diabetes tipo 2 con el paso de los años. Algunos superalimentos, como la espirulina, ayudan a regular la insulinorresistencia y alejar la posibilidad de la enfermedad, que ye se ha demostrado que aumenta en un 200% la sensibilidad a la insulina. Además, es habitual su uso como complemento para tratar la diabetes de tipo 2.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar